Resistencia al agua

La Resistencia al agua de los relojes es un tema que crea confusión muy a menudo. Podemos ver que los relojes son resistentes al agua 30m, 50m, 100m, etc. ¿Pero eso significa que se puede bucear con ellos a una profundidad de 30, 50 o 100 metros? No, no se puede. Estos datos que aparecen en el reloj relativos a la resistencia del agua se refieren a la presión estática a la que puede ser sometido, no a la profundidad real a la que se puede utilizar.

Así, un reloj con Resistencia al agua de 30m nos está indicando que soporta una presión igual a la presión que se siente al estar estático en una profundidad de 30m. Pero, al mover el reloj dentro del agua, la presión se eleva muy por encima de una presión de 30m, así que perfectamente se puede llegar a esta presión con el mínimo de agua.

Un reloj que no indica ningun dato numérico y/o solamente indica "Resistente al agua" significa que únicamente se puede utilizar "a prueba de salpicaduras", es decir, puede soportar salpicaduras leves y lluvia, pero no es apto para sumergirlo en el agua.

En la siguiente tabla se resumen las directrices generales del nivel de impermeabilidad que recibirá un reloj:

 

Si posteriormente a la compra del reloj ha cambiado la pila, compruebe que está bien cerrado y que ha pasado una prueba de presión por parte del relojero para asegurarse de que sigue siendo resistente al agua a los datos que indica.

Por otro lado, tenga en cuenta que la exposición continua al agua podría afectar la vida útil de una correa de cuero, y se debe llevar a cabo un cuidado apropiado según las instrucciones del fabricante del reloj.